ultracavitación

¿Qué es la ultracavitación?

La ultracavitación, más conocida como la liposucción sin cirugía, es uno de los tratamientos por excelencia en la medicina estética.

La ultracavitación es uno de los tratamientos estrella dentro de la medicina estética hoy en día. Se trata de la mejor alternativa posible a la liposucción, con la particularidad de que no precisa de cirugía. Es un tratamiento especializado que te permitirá deshacerte de esos kilos de más y conseguir una perfecta remodelación de tu figura. Te ayudará a reducir la celulitis y la grasa almacenada en tu cuerpo a través de la orina y de las heces. Como ves, todo de forma natural y sin cirugía.

Sin duda, la ultracavitación ofrece los resultados más similares a los de una liposucción, apreciables incluso desde la primera sesión. Utiliza un tipo especial de ultrasonido que se encargará de fragmentar la adiposidad de los tejidos grasos, enviándola hacia el hígado que se deshará de ella a través de la orina. El proceso que sigue la ultracavitación hará que sea muy complicado que pueda volver a crearse adiposidad en las zonas ya trabajadas.

¿Cómo actúa la ultracavitación?

Es un tratamiento que podrás aplicar en cualquier zona del cuerpo en la que exista adiposidad localizada y celulitis. Es preferible aplicar la ultracavitación poco a poco, a través de zonas que no cuenten con una masa adiposa demasiado extensa. Las zonas sobre las que más se suele aplicar el tratamiento son el abdomen, las piernas, el glúteo y las caderas.

Los especialistas recomiendan combinar este tratamiento con otros similares como la presoterapia y llevar una dieta alimenticia saludable. La ultracavitación es un tratamiento que además de ayudarte a perder peso y reducir los niveles de grasa, te permitirá lucir una piel totalmente rejuvenecida.

Pero no solo es una opción recomendable para perder esos kilos de más, sino que también se muestra fundamental para trabajar sobre todo tipo de hematomas, cicatrices o edemas producidos a causa de la retención de líquidos.

ultracavitación tratamiento

¿En qué consiste?

Es un tratamiento que permite apreciar los primeros resultados desde el primer momento, aunque se estima que el tratamiento debe durar entre un mínimo de 6 sesiones y un máximo de 12, dependiendo de cada caso.

No es recomendable someterse a más de 12 sesiones, por ello a los pacientes con una gran masa adiposa no suelen reclamar este tratamiento. Teniendo en cuenta que cada sesión dura entre 15-20 minutos, hay que dejar alrededor de unos 10 días entre una sesión y otra.

Un aspecto importante a tener en cuenta, es que el paciente debe tomar unos 2 litros de agua los días que vaya a someterse a una sesión. La alimentación saludable también es fundamental, así como realizar ejercicio físico que ayude a fortalecer los músculos, lo que permitirá obtener unos mejores resultados.

¿Cómo aplicar la ultracavitación?

Al aplicar un tratamiento de ultracavitación, lo primero que hay que tener en cuenta es que el paciente debe estar totalmente tumbado sobre una camilla, dejando al descubierto la zona que se vaya a tratar. El siguiente paso será limpiar a fondo las grasas acumuladas en la zona, y colocar el gel acuoso que permitirá la transmisión de las ondas ultrasonido.

Con todo listo, para comenzar con el tratamiento hay que regular la potencia del aparato ultracavitador y comenzar a masajear la zona ejerciendo la presión necesaria para que la superficie entre en contacto con la piel en su totalidad. Es importante asegurar que se está haciendo la fuerza necesaria, lo que le provocará al paciente una sensación de bienestar gracias a las vibraciones de los ultrasonidos.

¿Qué efectos secundarios y riesgos tiene?

Todos los tratamientos estéticos tienen efectos secundarios y riesgos, en este caso también, pero la buena noticia es que son de carácter muy leve. Vamos a ver los principales:

  • Calor/Ardor: Justo después del proceso podrás sentir una sensación fuerte de calor en la zona afectada. Esto es totalmente normal y se irá pasando a las pocas horas.
  • Hematomas: A pesar de que no es muy común pueden aparecer pequeños hematomas (más conocidos como cardenales) que irán desapareciendo progresivamente. No deberían ser de un color muy intenso, si es así, acude rápidamente a un especialista porque podría tratarse de una mala reacción de la piel.
  • Diarrea: Si la ultracavitación se realiza en la zona del vientre podremos tener durante un par de días como mucho diarrea. Es un efecto secundario extremadamente raro y poco común.
  • Irritación de la piel: En algunas ocasiones se puede producir una irritación muy molesta de la piel debido a las ondas que chocan durante el tratamiento. Puedes aliviar los síntomas aplicándote algún tipo de crema especial.

También te puede interesar:

¿Te ha gustado? Compártelo en las redes sociales:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone