¿Qué es la cavitación estética?

La cavitación se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los tratamientos de estética de mayor éxito. Seguro que cerca de tu hogar hay algún centro de belleza que cuenta con esta técnica que tiene el objetivo principal de mejorar tu imagen; cavitación, mesoterapia, tratamientos en plasma, ultrasonidos… son muchas las diferentes técnicas disponibles, pero sin duda la cavitación es la más reclamada.

Pero es posible que no estés muy relacionada con este mundo y que no conozcas muy bien en qué consiste la cavitación ni para qué sirve. Por ello nos hemos propuesto explicarte un poco y dejar claro los conceptos principales de la cavitación.

La cavitación

cavitacion

La cavitación es un tratamiento que llegó al mundo de la estética alrededor del año 2005. Consiste en un tratamiento que funciona con ultrasonidos de baja frecuencia, que tiene el objetivo de acabar con los acúmulos de grasa localizada en el cuerpo, y se encarga de tratar la celulitis y la grasa subcutánea.

Su funcionamiento es muy sencillo; una onda sonora se introduce en los tejidos grasos con el objetivo de provocar un movimiento en las células de grasa, formando burbujas que crecerán más tarde y terminarán explotando. Esto hace que la grasa se convierta en líquido y que salga del cuerpo a través del sistema linfático, de forma totalmente natural.

Es un tratamiento totalmente indoloro y que combina perfectamente con otros tratamientos como la presoterapia o el drenaje linfático.

¿Cómo es una sesión de cavitación?

Para comenzar una sesión de cavitación hay que aplicar un gel que actuará como conductor sobre la piel, para a continuación pasar el equipo realizando un masaje. Aproximadamente se necesitan alrededor de entre 8 y 12 sesiones, ya que el cuerpo tarda unas 72 horas en conseguir eliminar la grasa. Es fundamental tomar alrededor de un litro y medio de agua al día. Las sesiones duran cerca de 35 minutos y ofrecen unos resultados que comienzan a apreciarse a partir de la tercera sesión.

¿Quién la utiliza?

Es un tratamiento perfecto para personas que sufran de celulitis o de un exceso volumen. Se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo en la que haya grasa acumulada. Mucha gente con sobrepeso recurre a la cavitación, pero lo cierto es que es un error, ya que la cavitación funciona una vez se ha perdido peso. En el caso de sufrir sobrepeso, lo recomendable sería seguir un tratamiento dietético con una nutrición que sea saludable y equilibrada.

Una respuesta

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*