¿Para qué sirve y cuánto cuesta una resonancia magnética?

Una resonancia magnética es un recurso que se utiliza como método de diagnóstico a través de una sucesión de imágenes obtenidas estableciendo un campo magnético.

Tiene la particularidad de que este campo magnético se puede llegar a regular estableciendo diferentes potencias y equipos con distintos formatos.  Existen los de formato de tipo abierto que es un modelo mucho más práctico y cómodo, siendo la mejor opción de cara al paciente. Por otra parte, tenemos las opciones de tipo cerrado que tiene la particularidad de conseguir una mayor potencia, aunque no son tan cómodos.

Se utilizan para poder detectar toda una gran cantidad de afecciones como pueden ser problemas que afectan directamente al cerebro, a la médula espinal, al tórax, al esqueleto, al abdomen, a las muñecas, manos, tobillos, pies, pelvis…

La idea es conseguir una serie de imágenes claras con el objetivo de poder identificar imágenes de la zona afectada y así poder determinar cuál es el origen del problema, así como establecer un posible tratamiento. La diferencia con una radiografía tradicional es que estas son demasiado claras cuando se quieren aplicar en ciertas zonas específicas.

La resonancia magnética tiene la capacidad para poder realzar ciertos contrastes situados en las zonas de los tejidos blandos. De esta manera, será mucho más útil que la radiografía con el objetivo de descifrar algunos problemas que se pueden presentar en las articulaciones, en los ligamentos, cartílagos o tendones. Además, también se pueden utilizar para poder identificar algunos problemas tales como infecciones y afecciones de carácter inflamatorio. Uno de sus usos más habituales es confirmar o descartar la presencia de cuerpos tumorales.

SONY DSC

SONY DSC

¿Cuánto cuesta una resonancia magnética?

La verdad es que es complicado  establecer el precio de una resonancia magnética ya que dependerá de la zona que se tiene que radiar, así como la clínica que hayamos elegido, las coberturas médicas que tengamos contratadas, el profesional por el que nos hayamos decantado, entre otros aspectos. Sin embargo, nosotros hemos estado examinando los diferentes precios que hemos ido encontrando con el objetivo de poder establecer una media.

Si la zona del cuerpo que estamos tratando son las extremidades, entonces una resonancia magnética aplicada a la zona puede llegar a tener un precio de unos 280€ aproximadamente. Algo más reducido de precio nos saldrá si la resonancia hay que hacerla en la zona de la cabeza y del cerebro alcanzando la cifra de los 160€.

Sin embargo, la zona donde el precio de la resonancia magnética es más elevado es en la columna pudiendo sobrepasar los 300€ .

Así que ya lo sabes. Una resonancia magnética es un potente recurso que puede llegar a salvarte la vida y cuyo precio dependerá de toda una serie de consideraciones que hay que tener presentes.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*