La felicidad está donde tú elijas

Dicen que la felicidad está hecha de pequeños momentos, como los que compartimos con amigos o en familia. Esos momentos en los que disfrutamos de una buena película, solos o acompañados, saboreando una bolsa de palomitas. O una relajada conversación con una ginebra de calidad que aporte la chispa a ese instante de distensión.

La felicidad está en tu plato favorito o en esa canción que te hace saltar del sofá y te incita a bailar, aunque no tengas ni idea de la letra de la canción ( y menos aún de los pasos de baile a seguir). La felicidad se encuentra en los pequeños detalles

¿Sabes buscar tu felicidad?

Nos pasamos la vida buscando la felicidad como si fuese un tesoro escondido y, a menudo, nos perdemos en la búsqueda, acabamos fatigados y derrotados creyendo que se nos escapa el tiempo mientras la felicidad se resiste a encontrarnos. Puede resultarte sensacionalista, pero la realidad es que la felicidad viene de la mano de ese amigo que te llama para sacarte de casa el fin de semana o de la mirada de ese ser querido que cuando te habla hace estallar tu corazón de emoción.

Con frecuencia, la felicidad viene envuelta en un beso. De tu primer amor, de tu segundo, o de tu último amor. En ocasiones, la felicidad, incluso, viene cubierta de lágrimas, cuando te reencuentras con alguien a quien no ves desde hace mucho tiempo, cuando te comunican que vas a ser padre o abuela, cuando tu gran amor se te declara, o cuando uno de tus seres queridos recibe una gran noticia.

La felicidad está aquí y ahora

Dicen los expertos que para encontrar la felicidad no se necesita más que una cosa: vivir. Y es que nos pasamos la vida con la mente puesta en el futuro, en el mañana, en el después, siempre haciendo preparativos para una fecha próxima sin ser conscientes del momento presente. Planificamos una vida que finalmente nunca vivimos, porque nunca tenemos la cabeza y la consciencia en el presente. Hay que detenerse más, mirar a tu alrededor, darte cuenta de todo lo bonito que te rodea y lo bien que estás aquí y ahora. Quienes son capaces de hacer esto son más felices.

No es necesario tener dinero para ser feliz, con no pasar necesidades es suficiente. Porque la felicidad no está en un viaje por el Caribe, ni en el mes que pasaremos en la playa cuando llegue agosto. Tampoco está esperándonos en nuestro banquete de boda, o en un anillo de pedida, ni en un traje de novia.

La felicidad se hará presente en esas cosas pero también en otras muchas y, sobre todo, se dejará atrapar por ti si te detienes a mirarla de frente, porque la tienes justo frente a ti, aquí y ahora. ¿Te apetece un rato de relax? Una buena compañía, unos buenos pensamientos y sírvete una copa de ginebra. Brinda por tu felicidad y comprobarás que no hace falta mucho para sentirte bien.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

lunette de soleil ray ban ray ban pas cher lunette de soleil ray ban ray ban pas cher lunette de soleil ray ban ray ban pas cher occhiali da sole ray ban outlet occhiali da sole ray ban outlet occhiali da sole ray ban outlet occhiali da sole ray ban outlet occhiali da sole ray ban outlet occhiali da sole ray ban outlet louboutin pas cher louboutin pas cher louboutin pas cher louboutin pas cher louboutin pas cher louboutin pas cher louboutin outlet louboutin outlet louboutin outlet louboutin outlet louboutin outlet louboutin outlet air max pas cher air max pas cher air max pas cher air max pas cher air max pas cher air max pas cher air max outlet air max outlet air max outlet air max outlet air max outlet air max outlet sunglass hut Sunglass Hut Online Shop