cavitación en casa

Introducción a la cavitación

Es importante cumplir con una serie de requisitos cuando se lleva a cabo la cavitación en casa.

La cavitación es posiblemente el tratamiento por excelencia de las principales clínicas y centros de estética. Se trata de una técnica que te permite obtener unos resultados muy similares a los que ofrece la liposucción, pero sin necesidad de someterte a cirugía.

Es un tratamiento perfecto para deshacerte de la grasa localizada en el cuerpo y acabar con la celulitis, así como para perder esos kilos de más y presumir de una figura totalmente renovada.

La cavitación se encargará de romper los acúmulos adiposos del organismo, deshaciéndose de ellos de una forma totalmente natural a través de la orina y las heces. Tanto éxito ha alcanzado el tratamiento, que ya son muchas las personas que se han decidido a hacerse con una máquina de cavitación en casa.

Una posibilidad que te permitirá aplicarte la cavitación por ti mismo, pero que ha abierto un debate sobre si resulta igual de eficaz que en un centro estético y si es un tratamiento seguro para el uso doméstico.

Cavitación en casa

La cavitación surge a raíz de los enormes resultados que ofrece este tratamiento, sumados al ahorro que significa contar una máquina de cavitación propia y a la total flexibilidad de horarios.

Hay que tener en cuenta que no todo el mundo cuenta con tiempo suficiente para acudir a una clínica estética, por lo que mucha gente acaba optando por hacerse con un aparato de cavitación en casa.

Son diferentes los aparatos que existen en la actualidad para poder llevar a cabo la cavitación en casa, los cuales deben cumplir con unos requisitos imprescindibles para garantizar la mayor seguridad y calidad.

cavitación en casa máquinas

Al igual que cuando acudes a un centro estético, un aparato doméstico debe presentar resultados en las primeras sesiones, para ello debe contar con una potencia que vaya entre los 40 khz y 100 khz y que permita la producción de burbujas de vacío que se encarguen de romper los acúmulos adiposos y expulsarlos a través de la orina. También es importante que cuente con una energía de implosión y no de frecuencia, que permitirán disfrutar de una cavitación estable.

Riesgos de la cavitación en casa

Es importante tener en cuenta que si se padece alguna enfermedad como varices, colesterol, tiroides u otras más graves, no es recomendable someterse a los efectos de la cavitación. Partiendo de esto, uno de los principales problemas que te puedes encontrar a la hora de practicar la cavitación por ti misma, es que no seas capaz de llegar a algunas zonas del cuerpo que pueden resultar algo inaccesibles.

Por lo demás, la cavitación en casa puede ser muy beneficiosa, siempre que se tengan presentes las limitaciones y se tenga en cuenta que posiblemente los resultados no vayan a ser tan rápidos y eficaces como en un centro médico estético. Los equipos que utilizan en los centros son equipos profesionales que cuentan con una potencia mucho mayor.

Máquinas y aparatos

¿Te interesa ver las mejores máquinas para que puedas realizar el proceso desde casa con total facilidad?

Pues entonces te recomenamos leer nuestro artículo: 5 mejores aparatos de cavitación para casa.

Además, seguro que también te resulta de interés:

¿Te ha gustado? Compártelo en las redes sociales:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone