¿Por qué elegir ser feliz tras una situación de dificultad?

Las dificultades forman parte de la vida. Sin embargo, tú tienes la capacidad de sobreponerte a las circunstancias externas a través de tu actitud. Y una actitud constructiva es aquella que te permite avanzar. Por ejemplo, fomenta el optimismo de visualizar la realidad en una perspectiva de aprendizaje a través de la búsqueda de sentido, como bien explicó Victor Frankl, fundador de la Logoterapia. ¿Por qué debes elegir ser feliz después de una mala racha?

Porque como muestra el principio metafísico, todo cambia y nada permanece. Por tanto, a pesar de que la tristeza y la alegría tienen diferente tono vital, sí tienen un punto en común: ningún sentimiento es eterno. En psicoadapta.es te animamos a ser feliz porque la vida es tu mayor regalo y cada día, si observas a tu alrededor con paciencia, te darás cuenta de que surgen nuevas posibilidades de cambio.

Razones para ser feliz

Busca la felicidad de cumplir tus sueños, compartir tu vida con los demás, fomentar la cultura de la sostenibilidad, disfrutar del arte, amar y desarrollarte como ser humano. Pero por encima de todo, existe una razón por la que debes cuidarte después de haber sufrido una dificultad. Alimenta tu autoestima recordando que te mereces lo mejor.

Elige ser feliz porque nadie puede serlo por ti. Es decir, no puedes delegar en nadie más tu propio bienestar, ya que eres protagonista de tu historia. Personalizas la felicidad a través de tus acciones, pensamientos y gestos. La resiliencia es la capacidad que tiene el ser humano de reinventarse a sí mismo, desarrollando un mecanismo de defensa con el que sobreponerse al propio dolor a través de recursos tan importantes como la práctica de la amistad, el fomento de la introspección, los hábitos saludables, la fuerza de voluntad y la búsqueda de la trascendencia en las acciones.

Cuando tú estás bien, todo fluye en armonía

Es decir, toma conciencia de que tus decisiones presentes crean tu futuro inmediato. Por tanto, debes elegir ser feliz, sencillamente, porque es una capacidad interior que tienes como ser humano. Y cuando tú eres feliz, también haces que todos aquellos que están a tu alrededor, tengan una vida más bonita. Porque la familia es un sistema en el que la posición de cada miembro, influye en el conjunto de la armonía

¿Por qué elegir ser feliz? Porque la motivación principal de la consecución de la alegría responde a la decisión de querer sonreír a la vida. Si miras a tu alrededor, seguro que observas el ejemplo de personas a las que admiras porque a pesar de las dificultades que afrontan en su existencia, son vitales y enérgicas. El ejemplo de esas personas puede inspirarte la luz que tú también tienes en tu corazón.

La tristeza es un sentimiento tan natural como la alegría. Por esta razón, después de una dificultad, elige la opción más sabia. Vuelve a levantarte después de una caída. El tiempo pasa, la vida avanza. Y aquella dificultad que ahora puede parecerte muy dolorosa, tendrá una perspectiva muy diferente en tu memoria cuando hayan pasado cinco años.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*