Consejos que debemos tener en cuenta antes de hacernos una liposucción

Aunque el término liposucción nos resulta tan familiar que lo asociamos a una intervención estética poco invasiva que puede realizarse en cualquier parte y  que apenas necesita recuperación en realidad se trata de una intervención quirúrgica. A continuación os aclaramos algunas falsas creencias sobre la liposucción y os damos algún consejo para que la intervención sea todo un éxito.

En que consiste una liposucción:

La liposucción consiste en la extracción de tejido graso acumulado en ciertas partes del cuerpo. Se puede realizar una liposucción en cualquier parte del cuerpo o rostro que se necesite, y aunque es un término que tradicionalmente se asocia al sexo femenino, la liposucción masculina es cada vez más habitual. Las zonas más frecuentes donde se realiza la liposucción masculina suelen ser abdomen y pecho, mientras que la liposucción femenina suele realizarse en muslos, caderas y abdomen.

Aunque la liposucción es una intervención aparentemente sencilla, se trata de una intervención quirúrgica que debe realizarse en quirófano, por cirujanos plásticos expertos y habitualmente requiere anestesia general. El tiempo de la intervención dependerá del volumen de grasa a extraer y del número de zonas a tratar, pero en todo caso, es un proceso que requiere su tiempo.

Antes de realizarse una liposucción es importante haber conseguido el peso adecuado y haberse estabilizado en él. Hay que recordar que una liposucción no es un método de adelgazamiento, por lo tanto, si una vez realizada la intervención seguimos comiendo desequilibradamente y volvemos a recuperar peso, la grasa volverá a acumularse en las zonas conflictivas.

cuerpo

Es importante también antes de someterse a una liposucción consultar con un buen profesional que nos asesores si este procedimiento es el más adecuado para nuestro caso o si existen otras opciones más adecuadas y que nos informe de las expectativas que podemos fijar en la intervención así como de todos los riesgos y características del procedimiento.

Si eres fumador/a es un buen momento para dejar de fumar. Los pacientes fumadores tienen mayores riesgos durante cualquier tipo de intervención y además la recuperación de los tejidos siempre es más lenta y dificultosa que en los pacientes no fumadores.

Referente a la recuperación post liposucción, si que es cierto que el paciente habitualmente no debe permanecer ingresado, y una vez desaparecidos los efectos de la anestesia y trascurrido el tiempo de reanimación puede marcharse a casa, pero tras la intervención es importante realizar un poco de reposo.

El cuerpo se ha visto sometido a una intervención y es posible que tras ella la zona quede dolorida y aparezcan algunos moratones. Un buen descanso ayudará al organismo a recuperarse paulatinamente y poco a poco el paciente podrá reincorporarse a su vida normal, eso si, sin realizar esfuerzos al principio.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*