Características del nuevo permiso de paternidad

El proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018, aprobado por las Cortes Generales, incluye la ampliación del permiso de paternidad, tanto en su duración como en los supuestos. En este artículo te lo explicamos con más detalle y cómo adade.es te puede asesorar.

El permiso de paternidad

El permiso de paternidad está regulado por distintos artículos del Estatuto de los Trabajadores (ET), aunque lo cierto es que más bien tendríamos que hablar de una acumulación de permisos si nos ceñimos a lo que dice el articulado. No obstante, no hay que olvidar que esta legislación ha añadido derechos a lo largo del tiempo, de manera que no nos tiene que extrañar.

En cualquier caso, el objetivo declarado que tienen las administraciones con respecto a las anteriores legislaciones es el de equiparar los permisos de maternidad y paternidad para la conciliación de la vida familiar y laboral.

La aprobación del nuevo permiso no ha estado exento de polémica porque, aunque se amplía, sigue habiendo una brecha con respecto a los permisos de maternidad. Por este motivo, y aunque la legislación ha sido un paso adelante, es de esperar que varíe en los próximos años.

¿A partir de cuándo es aplicable?

El disfrute de este beneficio es a partir del 5 de julio de 2018, siempre y cuando los hijos hayan nacido ese día o en adelante. Hay que indicar que, como se ha incluido en el articulado del ET, no hay que pedir permiso a la empresa y el simple hecho del nacimiento o adopción de un hijo se considerará motivo para tomar el permiso automáticamente.

Duración del permiso

Con el nuevo acuerdo, la duración del permiso de paternidad se ampliará a 5 semanas desde el momento en que se toma. Ahora bien, a este permiso hay que sumarle el de nacimiento que establece el ET y que es de 2 días, por lo que son acumulativos. Finalmente, has de saber que si has tenido gemelos o trillizos, tendrás derecho a disfrutar de un día más de permiso por hijo.

¿Cómo aplicarlo?

El permiso de paternidad se tiene que coger todo junto, excepto la última semana, que se podría tomar en días puntuales, siempre y cuando sea durante los 9 primeros meses de vida del pequeño. Recuerda, además, que es una suspensión de la relación laboral, de manera que no tienes ninguna obligación con la empresa pero seguirás cobrando el 100 % de tu salario.

Por otra parte, disfrutar de este permiso es compatible con el que disfrute la madre por lactancia o si ha optado por la reducción de jornada o excedencia para cuidar del bebé. De esta forma, podréis aplicar esta novedad para conciliar mejor la vida laboral y familiar.

Conclusión

En adade.es ayudamos a empresas y trabajadores a que conozcan el funcionamiento de la legislación laboral española y así evitar problemas. Te animamos, pues, a que contactes con nosotros para saber cómo te podemos ayudar a través de nuestros servicios de asesoría laboral, fiscal-contable, jurídica y consultoría. Seguro que notarás la diferencia.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *